logo ft
MAGAZÍN UCRÓNICO DE LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA DEL MAÑANA
"Todos llegamos un día como el agua y nos vamos como el viento"  GRAHAM GREENE
 

ENTREVISTA A HARALD SKÆRBÆK       English Version

 

RELACIONADOS:
NOTICIA: LA FARMACÉUTICA DANESA KONGERIGET ØRESUND
COMERCIALIZA LA PRIMERA 'PILDORA DE LA INMORTALIDAD'

ARTÍCULO1: WHO WANTS TO LIVE FOREVER?
ARTÍCULO2: SILENCIO, EL LECTOR VA A HABLAR

Copenhague, Dinamarca, UE, 3 de Abril de 2051
Harald Skærbæk habla castellano con un fuerte acento bávaro que le delata, pues su aspecto mediterráneo no revela su origen salvo por su desmesurada estatura. Un fuerte apretón de manos al cámara, Fernando Cañizo, y a un servidor, Neri Robles, nos suministra el calor que le falta al frío laboratorio. Sin embargo, al recordarnos el protocolo de la Kongeriget Øresund con la prensa, volvemos al frío danés en tres palabras: "Nada de fotos".
"No todo el mundo puede tomar "Gilgamín", 5 miligramos. Antes se tiene que someter a un severo estudio endocrino y caso de superarlo con éxito y no padecer del corazón, llevar un control médico del tratamiento de por vida…"

 

 Teniendo en cuenta que a la "inmortalidad" se puede llegar por varios caminos, los químicos y farmacéuticos del bello país norteño, decidieron fusionarlos en uno solo. Recogieron los resultados de decenas de estudios, como los realizados durante más de medio siglo en el Centro del Envejecimiento de Baltimore, en el departamento de Genética Aplicada de la Universidad de Cambridge o el Instituto Hangzhou para la Longevidad, entre otros. Harald Skærbæk, bioquímico y jefe del departamento de producción de la farmacéutica Kongeriget Øresund, nos habla de los hilos que mueven el coloso, de la tramoya, de lo que se fraguó entre bastidores antes de la puesta a la venta de los comprimidos milagrosos:

HS-Hace muchos años, medio siglo como mínimo, que conocemos qué ingredientes deberían integrar el "Elixir de la Eterna Juventud"-nos dice mirando de reojo la figura de terracota que preside su despacho de Copenhague. Se trata del barquito de los Dioses de la Buena Suerte, que según la tradición japonesa proporcionan fortuna, salud y, sobre todo, longevidad.-Buscábamos conseguir un delicadísimo equilibrio entre dichos ingredientes para que estos no produjeran efectos terribles en nuestro organismos o el Efecto Contraproducente, con mayúsculas, que finiquitaran nuestra existencia.-Añade.

TF-Según hemos entendido los comprimidos actúan en tres frentes diferentes…

HS-Así es. Es importante, antes, subrayar que sus efectos, por motivos más que obvios, se empezarán a apreciar a largo plazo. Segunda puntualización y le contesto: No todo el mundo puede tomar "Gilgamín", 5 miligramos. Antes se tiene que someter a un severo estudio endocrino y caso de superarlo con éxito y no padecer del corazón, ni tener ninguna enfermedad grave, además de llevar un control médico del tratamiento de por vida…

TF-…disculpe la interrupción para disolver una curiosidad: El nombre genérico entendemos que procede, etimológicamente, del nombre del poema sumerio del Gilgamesh, héroe que se desvive-valga el juego de palabras-por encontrar la inmortalidad…

 

HS-Efectivamente, veo que han hecho ustedes los deberes. La tradición literaria e iconografía de la inmortalidad es profusa y, allá arriba, en los despachos, se inclinaron por esa ancestral obra cuneiforme para inspirarse en el nombre comercial del compuesto.-Entonces Harald nos sonríe como preguntando su ya puede desglosar algunos detalles técnicos. Asentimos y él parece agradecerlo:
-Si le parece y sintetizando, que es un verbo que nos gusta mucho a los químicos:
 
"La aventura de sintetizar este medicamento ha sido la de controlar las dosis y los tiempos....Un desorden en la DHEA puede producir exceso de andrógenos asociados a la sobreproducción de vello, masa muscular o del tejido óseo. Se trata de hacer vivir más a las personas, no de crear culturistas peludos con dudosas expectativas de vida."
 
La catalasa es una enzima que ayuda a descomponer el peróxido de hidrógeno, por un lado. Por otro lado, estudios de hace décadas concluyeron que el gusano caenorhabditis a través de una mutación que anula la producción de insulina, prolongaba su vida asombrosamente. En paralelo dosis de melatonina, tasadas infinitesimalmente para cada paciente. Para completar la terna, la DHEA se ha revelado como interesante regulador del envejecimiento en todo tipo de organismos superiores…

 

TF-…y la temperatura, al parecer también es un factor…

HS-Claro. Piense que la temperatura es un catalizador-natural o no-que "empuja" a las reacciones químicas para que estas se produzcan. Y se trata de minimizar, en la medida de lo posible, dichas reacciones en nuestro organismo. Nuestro producto actúa en los tres frentes mencionados, regulando la producción de DHEA e insulina, aportando la cantidad exacta de melatonina que precisa cada organismo y, finalmente, minimizando la generación de radicales libres. Esto último al igual que lo de la temperatura es, en verdad, una consecuencia de la acción del fármaco en el organismo. Tengo que decir que de los tres frentes citados los últimos son la base de nuestro medicamento y el primero, la hormona, un mero complemento.

TF-Nos hablaba del equilibrio…

HS-Exacto: Ese es el concepto clave. Equilibrio y coordinación. La aventura de sintetizar este medicamento ha sido la de controlar las dosis y los tiempos. Un ejemplo básico: Un desorden en la DHEA puede producir exceso de andrógenos asociados a la sobreproducción de vello, masa muscular o del tejido óseo. Se trata de hacer vivir más a las personas, no de crear culturistas peludos con dudosas expectativas de vida.

TF:…y coordinación…

Las dificultades técnicas de transferir el gen que produce la telomerasa a todas y cada una de las células que no lo generan ...son enormes. Es como si repartieras un pergamino con un verso dotado de un aforismo a un humano (el fármaco) y le ordenaras que lo difundiera rápida y eficazmente a diez mil millones de almas (células, en verdad, muchas más).
 
HS: …y coordinación entre los diferentes compuestos que integran el producto y que actúan en tiempos y zonas diferentes del organismo. Tampoco puedo ser minuciosamente preciso, o serlo y buscarme rápidamente otro trabajo, pero sí le diré que piense en pequeños microdosificadores y microtemporizadores químicos que regulan el cuando y el cuanto distribuyen los compuestos por el organismo. Nuestros ensayos clínicos en humanos han arrojado resultados sorprendentes, tras años de tratamiento. Es muy difícil aventurar cifras pero estimamos que un ser humano podría prolongar su vida entre en un 50 y un 80%. Eso haría que rebasáramos ampliamente la barrera de los ciento veinte años de edad. Se creyó durante mucho tiempo que ese era el límite máximo que cualquier humano podría vivir, cualesquiera que fueran sus circunstancias. El entrañable Shigechiyo Izumi vivió hasta esa edad y entro en el Libro de los Records, el siglo pasado. En el actual es mucho más común encontrar "cientoveintenarios" aunque muy pocos superan esa edad. Con nuestro medicamento esperamos que ese límite cambie.

 

TF: ¿Qué nos dice de la telomerasa? Hemos leído que dicha encima protege a los telómeros cuya longitud determina la posibilidad de duplicación celular. ¿Han abordado ustedes esa vía al sintetizar el "Gilgamín"?

HS: No. Nuestro bólido funciona impelido por gasolina, carbón y gas, para que me entienda. Ya estamos intentando, hace muchos años, que ruede propulsado gracias a la energía solar, limpia y ecológica. Espero que entienda el símil. La 'energía solar', la producción de un fármaco que evite que los telómeros celulares se acorten en cada nueva división es nuestro caballo de batalla en todos los laboratorios de la compañía. Las dificultades técnicas de transferir el gen que produce la telomerasa a todas y cada una de las células que no lo generan (todas, salvo las espermátidas y tumorales) son enormes. Es como si repartieras un pergamino con un verso dotado de un aforismo a un humano (el fármaco) y le ordenaras que lo difundiera rápida y eficazmente a diez mil millones de almas (células, en verdad, muchas más). Además todos los receptores deberían aprenderse el aforismo y aplicarlo instantánea y coordinadamente a su vida diaria. Por si todo esto fuera poco todavía no podemos regular la producción de telomerasa para que ésta no provoque la multiplicación desordenada celular, lo que comúnmente de denomina un cáncer. Quizá la nueva generación de "Gilgamín"…

TF: Para concluir, otra curiosidad: ¿Se lo administrará usted? ¿Tomará usted su propia medicina?

HS: El "Gilgamín" es más eficaz cuando antes se toma por lo que no hay tiempo que perder. No quiero decir que un anciano de 99 años no pueda tomarlo pero, entiéndame, lo que no realiza el fármaco es invertir el proceso de envejecimiento, sólo lo ralentiza. Otro frente que aborda la compañía es el de las células madre, que sí podrían bajo determinados condicionantes revertir el proceso degenerativo celular. Pero hablar de ellas, le aseguro, requeriría otra entrevista completa como esta, como mínimo. Contestando a su pregunta le diré que como esta es una entrevista profesional y no personal me reservo la respuesta. Que quiera jugar con mis bisnietos, que desee que el otoño e inviernos de mi vida sean bien largos entran el reino de lo privado. Sólo puedo afirmar algo que ha quedado científicamente demostrado: El "Gilgamín" funciona y, a día de hoy, no se conoce ni un sólo efecto secundario. Si no fuera así las exigentes agencias internacionales del medicamento no lo hubieran aprobado.

AVISO LEGAL  VOLVER ARRIBA  ¡¡ ESCRÍBENOS UN COMENTARIO !!