logo ft
MAGAZÍN UCRÓNICO DE LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA DEL MAÑANA
"Dos eternidades de oscuridad se ciernen, entre mi vida, una rendija de luz, se yerguen"COPÉRNICO X
 
FUTURE ADVENTURES - RECUERDA QUE OLVIDASTE
 
 
Future Adventures
RELATO
Recuerda que Olvidaste

BREVE REFERENCIA

"Recuerda que Olvidaste" de nuestro querido lector Alfredo Castejón*, realiza una aproximación al concepto de Eternidad, todo ello enmarcado en una singular epopeya espacial. Nada es lo que parece...¿o sí?

AVISO LEGAL

"Recuerda que Olvidaste ", al igual que todos los relatos, microrelatos y novelas de la sección Future Adventures está debidamente registrado y sus derechos de autor protegidos, y su plagio, total o parcial, sin citar nuestra web de Tiempos Futuros, está tipificado como delito. Para cualquier duda al respecto consultar el Aviso Legal.

RECUERDA QUE
OLVIDASTE

Autor: Alfredo Castejón*

*Seudónimo

 

Joe Templeton no era capaz de recordar que significaba todo aquello. Cientos de diminutas marcas surcaban sus brazos. Cuando preguntó a los demás, ellos tampoco supieron qué responderle. Se trataba de superficiales incisiones realizadas de modo deliberado sobre su piel. Además, éstas no representaban ningún peligro físico para su salud como pudiera ser una infección. Lo más probable que las hubiera realizado él mismo por una causa concreta. Quizá las realizó para acordarse de algo importante. ! Claro! En toda la nave, no había ningún utensilio para poder escribir, como lápices, bolígrafos y ni siquiera papel de ninguna clase. Para ello tenían a Cerebro, la computadora que gobernaba todos los sistemas. No podía asimismo, realizar marcas sobre los paneles interiores de la nave puesto que estaba diseñada para auto reparar cualquier desperfecto por mínimo que fuera y regenerar constantemente su estructura, para así resistir el paso de los eones.

 Había entonces descubierto algo: no podía fiarse de Cerebro puesto que si así fuera, hubiera introducido los datos que supuestamente quería recordar, en el fichero del ordenador que cada uno tenía destinado a este uso. De esta manera, mediante el archivo personal y leyendo sus anotaciones, uno podía ordenar sus ideas rápidamente tras cada nueva deshibernación. Un pensamiento le asaltó: ¿Cuantas de estas deshibernaciones habrían tenido lugar? No podía recordar cuantas, pero no habrían sido demasiadas, puesto que él se encontraba tan joven como cuando salió de la Tierra hacía... ¿Cuántos años? Supuso que Cerebro tendría todas las deshibernaciones contabilizadas minuciosamente. ! Un Momento! Su anterior pensamiento relativo a mantenerse joven era una gran estupidez. Para sus cuerpos solo transcurrían veinticuatro horas cada cien mil años, que era el tiempo prefijado, es decir un día, para que ellos permanecieran fuera de sus cámaras entre las congelaciones. Gracias a las mencionadas cámaras se conseguía la ilusión de mantenerlos eventualmente inmortales. Aunque Cerebro les hubiera deshibernado y vuelto a hibernar un millar de veces, sus cuerpos no hubieran envejecido más que unos tres años, en términos terrestres. Solo de este modo les seria posible alcanzar su objetivo: llegar al fin del universo.

 En su partida, muchos les tacharon de locos al estimar que el universo no tenía término. Si así fuera, como es obvio morirían sin recorrer siquiera una infinitésima parte de él. El hecho de que viajaran a una importante fracción de la velocidad de la luz no iba a representar diferencia alguna. Otros, aseguraron que llegarían al lugar de partida al suponer un universo curvo. Los más atrevidos especularon acerca de la fantástica teoría consistente en que todo nuestro universo no es más que el interior de un descomunal quark perteneciente a otro universo colosal, que a su vez se hallaría inscrito en otra partícula elemental de otro universo concéntrico, y así sucesiva y eternamente.

 El y sus tres compañeros se adentraron en una insólita aventura ayudados de la avanzada tecnología del siglo XXIV. No les importó nada más que su casi fanático afán de encontrar el fin de lo interminable.

 Joe se sorprendió a sí mismo recordando de forma nítida todo aquello; sin embargo tan solo difusamente se acordaba de sus anteriores reanimaciones. ¿Como era esto posible? Había, entonces, ya varias cosas que no funcionaban como debieran. Ello le llevó de nuevo a pensar en aquellas incisiones misteriosas. Quizá representaran las veces que habían sido deshibernados. Sí, eso podía ser. Al no fiarse de la máquina que controlaba sus vidas y teniendo la intención de dejarse algún tipo de señal (por alguna razón aún por determinar), no tendría más que producirse esas heridas que se mantendrían sin cicatrizar, puesto que el congelamiento mantenía sus cuerpos intactos los años que así permanecieran. Era terriblemente frustrante para él, el hecho de no poder acordarse prácticamente de nada más que sus sólidos recuerdos de la Tierra, de sus compañeros y del funcionamiento de los archivos de la nave. Sus divagaciones de habían prolongado la media hora necesaria para la reanimación inicial.

 

Nave

 -Dexter, ¿recuerdas algo de lo que pensaste durante nuestra anterior reanimación?-preguntó Joe cuando todos comenzaban a salir lentamente de sus impertérritos camastros.

-Claro. Recuerdo el resumen que nos había confeccionado Cerebro de lo que ocurrió en los cien mil años anteriores que estuvimos "durmiendo"; la gran galaxia espiral que casi rebasamos durante buena parte de ese tiempo; los tres cuásares que...

-No. Me estoy refiriendo a alguno de tus pensamientos personales, no a los videos que nos dedicamos a ver en las reanimaciones. Esta pregunta también va dirigida a vosotros...¿Ivor?, ¿Nathan?

 La cuestión sorprendió a todos, es especial a este último que parecía hallarse concentrado en elegir uno de los sintéticos uniformes que les había confeccionado Cerebro.

-!Antes lo de tus brazos y ahora esto!-Respondió Ivor molesto-. ¿Que importancia puede tener todo ello? Si no recordamos nada es porque la última vez que estuvimos en posición vertical, La Tierra había dado "unas cuantas" menos vueltas al Sol y desde entonces han habido sobre ella miles de generaciones humanas. Ha pasado mucho tiempo Joe... Lo de tus brazos debe de tratarse de un simple accidente que debiste de sufrir la última vez que Cerebro nos deshibernó.

-De acuerdo, pero como puedes entonces acordarte de ciertos sucesos y sin embargo...

-!No tenemos mucho tiempo!-interrumpió Nathan de forma brusca-. Si después de ver el resumen de la computadora seguís queriendo discutir acerca de trivialidades y abstracciones, podéis hacerlo.

 

  La pantalla vertía incesante información. Mientras, Joe Templeton albergaba pensamientos contradictorios nada satisfecho de los razonamientos de Ivor. Las imágenes tenían su complemento en la suave y femenina voz de Cerebro. Esta confería una dulce seguridad a los fríos datos matemáticos y astronómicos que apuntaba sin cesar. Él, no se atrevió a pronunciar palabra alguna; a juzgar por el creciente interés en sus rostros, ello hubiera supuesto para ellos una intromisión casi herética, más que una simple interrupción. Todos eran fanáticos de la astronomía y de la física universal: sino no estarían allí. Así que Joe esperó al fin del día. Antes de hablar a sus compañeros estuvo ocupado durante unos minutos con su consola conectada al ordenador central.

Eternidad

-¿Cuanto tiempo suponéis que llevamos viajando?-inquirió Joe Templeton a sus compañeros.

-¿Vuelves otra vez con eso?- contestó Ivor agriamente-. Simplemente multiplica el número de veces que Cerebro nos ha reanimado por la cifra de cien mil que es el intervalo de años entre vez y vez.

-Muy astuto, Ivor. Tu obvia respuesta sugiere un coeficiente de inteligencia muy similar al de...-Joe pudo contenerse- ¿No ves que eso que dices es precisamente lo que trato de dilucidar? Es decir, ¿Cuantas veces hemos sido "despertados" de nuestro eterno sueño?

-Joe, no hay por qué alarmarse- replicó Dexter apaciguador-.Aunque nosotros los desconozcamos con exactitud, Cerebro almacena todo ese tipo de datos espacio-temporales en su memoria.

 El interpelado dibujó una sonrisa en sus labios antes de decir:

-Antes de contestar a esa afirmación gratuita, que puede o no ser cierta, quiero haceros otra pregunta- Joe se mostraba ostensiblemente a la defensiva ante la pasividad de sus compañeros.-¿Que es lo que recordáis, aunque sea el más mínimo detalle, de nuestra estancia en la nave desde que salimos de la Tierra? No me refiero a observaciones del exterior, que tan genialmente nos resume Cerebro. Hablo de cualquier pensamiento que tuvierais, cualquier conversación entre nosotros: lo que sea..

-! Un momento !- exclamó Nathan-. Joe tiene razón: Al menos yo no puedo recordar nada anterior al día de hoy, si exceptúo...mi vida en la Tierra, vuestros nombres y los rasgos de vuestra personalidad...uhmmm...y las nociones prácticas sobre el funcionamiento de Cerebro. Nada más.

-Yo tampoco lo recuerdo, pero supongo que debe de haber una explicación lógica para ello- Dexter levantó su mirada azul hacia su compañero-. Joe, ¿a donde quieres ir a parar?

-Pronto lo sabrás. Si estoy en lo cierto...y creo estarlo, cada una de estas marcas sobre mis antebrazos representa las veces que Cerebro nos ha deshibernado. Como podéis observar poseo varios cientos de ellas...

-! Pero eso significa... !-articuló Ivor.

 

Planeta

-Sí, Ivor. Eso significaría que al menos llevamos viajando cincuenta millones de años en esta nave y no unos pocos cientos de miles como todos suponíamos.

-Precipitarse solo puede contribuir a llegar a conclusiones erróneas- Dexter era extremadamente lógico por naturaleza-. Observo dos errores en tu teoría: primero, los intervalos entre las veces que nos "despertamos" pueden ser muchos menores de cien mil años debido a un fallo en la computadora.

-¿Como explicas entonces, que de una vez para otra hallamos rebasado galaxias enteras. Ello es solo posible a una velocidad quasi-lumínica y aún así se requieren muchos años para conseguirlo. -Joe esperó la respuesta del otro-.

-Uhmm...Supongo que tienes razón. No había reparado en ello- dijo Dexter Gordon reflexivamente-. Aún así, tengo una objeción más de bastante peso y que por orden de importancia la debía de haber colocado en primer lugar: estas construyendo toda tu hipótesis tomando como base el hecho de que cada marca representa una deshibernación. Puedes perfectamente estar partiendo de un supuesto falso- Acto seguido Dexter obtuvo del tercer astronauta un gesto de aprobación.

-Tenéis razón al dudar seriamente sobre ello, pero me gustaría que supierais lo seguro que me siento al respecto. De cualquier modo hay algo muy importante que aún no os he dicho...

-Perdona Joe- interrumpió Nathan-.¿no sería más sencillo que, antes de seguir especulando sin sentido, le pidiéramos los datos pertinentes a Cerebro y concluyéramos con todo esto?

-Eso es exactamente lo que os iba a decir: no podemos. -Templeton continuó hablando cuando los comentarios exaltados y de gran sorpresa de los otros hubieron concluido-. Podemos comprobarlo ahora mismo.

   Joe tecleó en su terminal varias preguntas referentes a distancias y tiempos del viaje. Los cuatro observaron que la respuesta tardaba más de lo normal; de hecho ésta nunca llegó. Súbitamente y sin previo aviso un intensísimo aura de luz blanca penetró a través de los amplios ventanales de la nave. El aura fue acompañada de un brusco temblor que arrojó a los hombres al suelo, y del enmudecimiento de todos los sistemas de la nave. Era como si esta se hubiera detenido en el tiempo y en el espacio. Tras un breve lapso, Cerebro pareció reactivarse nuevamente. De sus poderosos altavoces manó una voz que difería ostensiblemente de la que estaban acostumbrados:

 

Nave

-!! OS FELICITO!! HABEIS TARDADO MUCHO MENOS DE LO HABITUAL EN AVERIGUARLO.

 Las palabras, envueltas en una profundísima voz, generaban convicción simplemente al ser escuchadas.

-SOY, PARA QUE PODAIS COMPRENDERME, LO MÁS CERCANO AL CONCEPTO QUE VOSOTROS TENEIS DE LO QUE ES UN DIOS.

 Joe, visiblemente aturdido al igual que los demás, intentó sin éxito decir algo, puesto que la voz volvió a sonar pareciendo penetrar directamente en sus cerebros, sin necesidad de mediar por sus aparatos auditivos.

-OS FELICITO, POQUE AL MENOS YA UNO DE VOSOTROS HA DESCUBIERTO CUAL ES LA VERDADERA DURACIÓN DE VUESTRO VIAJE. COMO DICHO COMPONENTE YA HA DEDUCIDO OS DIRE LO SIGUIENTE: ESTE VIAJE ES ETERNO.

 Joe se removió intranquilo, ante la exposición pública de aquel pensamiento que, hasta hace unos instantes, creía solo suyo. Lo había guardado con recelo en su interior y esperaba preparar a sus compañeros debidamente antes de comunícaselo. Ivor fue el primero que se atrevió a hablar:

-Per...perdone mi curiosidad pero... ¿quiere decir que llevamos viajando desde...! siempre!...?
¿Que ocurre con nuestros recuerdos de la Tierra?

-LA RESPUESTA A LA PRIMERA CUESTIÓN ES UN SÍ. CON RESPECTO A LA SEGUNDA OS DIRÉ QUE TODOS ESOS RECUERDOS OS HAN SIDO IMPLANTADOS POR MI, DEBIDO A VUESTRA INCAPACIDAD DE COMPRENDER LA ETERNIDAD Y EL INFINITO.

-¿Cómo podemos entonces, ser humanos y al mismo tiempo existir mucho antes de que naciese la raza humana?- Dexter creía haber descubierto una fisura en el razonamiento de la entidad.

 

Eternidad

-VOSOTROS SOIS UNOS DE LOS INFINITOS REPRESENTANTES QUE YO CREÉ PARA LA BÚSQUEDAD DEL INFINITO-ETERNIDAD. EN CADA NAVE EQUIVALENTE A ESTA, INTRODUJE A UNA RAZA DIFERENTE QUE EXISTIÓ-EXISTE-EXISTIRÁ EN EL UNIVERSO. POR ESA RAZÓN OS HE DICHO QUE HABEIS LLEGADO A LA CONCLUSIÓN "INTERESANTE" ANTES DE LO NORMAL.

  Cada respuesta de La Voz abría nuevos y múltiples interrogantes en las mentes de todos. Ahora fue el turno de Nathan para expresar en voz alta su perplejidad y sus dudas.

-Podría haber seguido "engañando" todo el tiempo que quisiera introduciendo datos falsos en Cerebro, en los que nosotros hubiésemos creído ciegamente. ¿Por que no lo hizo?

-ESO HUBIERA SUPUESTO COARTAR VUESTRA LIBERTAD DE ELECCIÓN. A MIS CREACIONES LES CONCEDO SIEMPRE EL BENEFICIO DE LA DUDA. A PARTIR DE CIERTO PUNTO Y DEPENDIENDO DE MULTIPLES FACTORES, TODA RAZA DE SERES EMBARCADA EN LAS NAVES COMIENZA A PLANTEARSE DICHAS DUDAS. ASEGURABA QUE VOSOTROS LO HABEIS HECHO ANTES DE LO PREVISTO, TENIENDO EN CUENTA QUE SOLO SOIS UNA ESPECIE DE NOVENO ORDEN.

 

 Joe Templeton, sumido en sus pensamientos trataba de asimilar tan increíbles revelaciones. Al fin decidió romper su silencio:

-¿Que significado tiene todo esto? Si tú eres Dios, tienes que conocer el significado del infinito-eternidad, puesto que son conceptos que tienen su equivalente en la realidad que tu mismo has creado.

-NO CREAS QUE SABERLO TODO SIMULTANEAMENTE ES DIVERTIDO. POR SUPUESTO QUE YO PODRÍA CONOCER AL INSTANTE EL SIGNIFICADO DE ESOS CONCEPTOS, PERO ME GUSTA INTRODUCIR FACTORES DE INCERTIDUMBRE Y ALEATORIEDAD AL UNIVERSO, QUE HACEN MUCHO MÁS ENTRETENIDA MI EXISTENCIA..
  ...EN VERDAD, LA FORMA EN QUE DECIDÍ CONOCER ESOS CONCEPTOS ES POR MEDIO DE VOSOTROS EN VEZ DE POR UN SIMPLE DESEO. ADEMÁS, NO EXISTE SOLO UNA RESPUESTA AL ENIGMA, SINO TANTAS COMO SERES ENVIÉ A ESTA MISIÓN. CUANDO TODOS ALCANCEIS VUESTRO OBJETIVO Y CADA RAZA DESCUBRA EL SIGNIFICADO, DESDE CADA PUNTO DE VISTA, YO OBTENDRÉ ENTONCES LA GRAN RESPUESTA. ADEMÁS, VOSOTROS SEREIS DICHOSOS AL TAMBIÉN OBTENER LA VUESTRA.

 

Planeta

-Sí, como ha dado ha entender, vivimos desde siempre y hasta...siempre, ¿por qué necesitamos hibernarnos, si fuera de las cámaras no envejecemos realmente?- en boca de Dexter se materializó aquella incógnita que los demás también tenían en mente.

-PARA LA RAZA HUMANA, LOS TIEMPOS Y DISTANCIAS ABSOLUTAS DEL UNIVERSO SON DEMASIADO GRANDES. NO ESTAIS PREPARADOS EN CUANTO A VUESTRAS CONSCIENCIAS Y, EN SUMA, MENTALMENTE PARA SER INMORTALES: ENLOQUECERIAS ADEMÁS DE INTRODUCIR VARIABLES NO PREVISTAS POR MI CUANDO IDEÉ TODO ESTO.
 ...NO QUEDA MUCHO TIEMPO PARA QUE SE SELLEN VUESTRAS CÁMARAS DE NUEVO, ASÍ QUE AHORA DECIDIREIS SI QUEREIS CONTINUAR CON VUESTRA MISIÓN O POR EL CONTRARIO PREFERIS DEJAR DE EXISTIR EN ESTE PLANO, AHORA QUE CONOCEIS LA AUTÉNTICA REALIDAD.

 

-Yo...-comenzó Ivor inseguro-...quiero continuar.
 
 Sin más dilación, Nathan afirmó:

-Estoy con Ivor. Si nos aventuramos en esto (o, al menos, eso es lo que recordamos que sucedió) fue para conseguirlo. Además, ahora sabemos que tenemos la "ayuda de un Dios" por lo que no podemos fallar en el intento.

-Yo también quiero seguir con la "misión"- replicó de forma sucinta Dexter-. ¿Que dices tú, Joe?
-! Que diablos! Supongo que tenemos "mucho tiempo" para conseguirlo- dijo éste con una sonrisa.

-ASÍ SEA ENTONCES. REALIZARÉ UNA LIGERA MODIFICACIÓN EN VOSOTROS PARA QUE VUESTRO INESTABLE TEMPERAMENTO NO INTRODUZCA DEMASIADAS VARIABLES EN MIS "REGLAS DE JUEGO".

Nave

 Después de esto, el aura desapareció y todo volvió a la normalidad en la nave.

-¿Qué habrá querido decir con eso?- preguntó Ivor un poco desconcertado-. Me da la sensación que, incluso los dioses, no siempre juegan limpio del todo. Especie de noveno orden... ! Buah ! ...

 

 Joe Templeton fue el último en introducirse en su cámara de hibernación. Instantes antes de perder la conciencia, presionó con la uña de su índice fuertemente sobre su muñeca izquierda, produciéndose así una superficial herida.

  Cien mil años más tarde. . .

 

  Joe Templeton no era capaz de recordar que significaba todo aquello. Cientos de diminutas marcas surcaban sus brazos. . .


(c) Recuerda que Olvidaste. Diciembre 1989

AVISO LEGAL      VOLVER ARRIBA    VOLVER A RELATOS   ¡¡ ESCRÍBENOS UN COMENTARIO !!