logo ft
MAGAZÍN UCRÓNICO DE LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA DEL MAÑANA
"El ordenador es la evolución lógica del hombre: inteligencia sin moral." JOHN OSBORNE
 
FUTURE ADVENTURES - INTELIGENCIA GERMINAL
 
 
Future Adventures
RELATO

BREVE REFERENCIA

"Inteligencia Germinal " de nuestro estimado lector Francisco Agenjo, realiza descripción a vuelapluma sobre el despertar de un nuevo tipo de Inteligencia artificial; en el relato se describen posibles IA´s que surgirán en el futuro. A Copérnico X, nuestro colaborador artificial, a nuestro cyborg biocúantico,... le ha encantado...

AVISO LEGAL

"Inteligencia Germinal ", al igual que todos los relatos, microrelatos y novelas de la sección Future Adventures está debidamente registrado y sus derechos de autor protegidos, y su plagio, total o parcial, sin citar nuestra web de Tiempos Futuros y su autor, Francisco Agenjo, está tipificado como delito. Para cualquier duda al respecto consultar el Aviso Legal.

INTELIGENCIA
GERMINAL

Autor: Francisco Agenjo
Inteligencia Germinal

 

                                                         INTELIGENCIA GERMINAL                                                        

    Ramos se despertó como todas las mañana cuando el sol empezó a pasar a través de los cristales polarizados. La noche anterior los había programado para que dejasen pasar la luz del sol a las diez de la mañana en punto.

Ahora el gran ventanal se iluminaba con el Sol, dejando ver los Racimos de Edificios de la ciudad iluminados por su luz. Enormes torres de varios cientos de pisos que superaban el kilómetro de altura, y que poseían en su interior desde enormes bloques de amplios apartamentos, hasta jardines y lagos, pasando por oficinas, fábricas y todo tipo de lugares de ocio.

Al principio, las limitaciones estructurales habían impedido que se superasen límites de altura. Ningún edificio podía superar los setecientos metros. Pero la llegada de las inteligencias artificiales había cambiado todo eso. El diseño de nuevos supermateriales ultraligeros, espacios de carga calculados al nanómetro, y una mente artificial gestionando cada edificio en su corazón.

Ramos se desperezó, sin dejar de darle vueltas a lo que todo el mundo consideraba la noticia del Siglo. La Convergencia Cuántica.

La evolución de diferentes sistemas de máquinas inteligentes había causado múltiples problemas. Cada tipo estaba especializado en determinadas áreas y había logrado grandes avances en sus campos especializados. La convergencia de varia tecnologías también había producido numerosos progresos, pero nada en comparación con lo que se podía haber logrado de haber contado con un método perfecto de conexión.

Ese método era el Protocolo ConEx. Había sido desarrollado por los mejores ingenieros humanos, y por un grupo de trabajo de IA´s durante unos diez años. Ahora era realidad, y la Supranet conectaría todas las Inteligencias mediante este nuevo protocolo, aumentando su eficiencia en los trabajos y tareas en grupo.

No había sido un camino fácil, por lo que había oído. La evolución de la Inteligencia Artificial no había sido un proceso tan homogéneo como se podía haber esperado.

En la antigüedad, hacía relativamente poco tiempo en años, pero una eternidad en progresos, la ineficiencia en la investigación había generado varias líneas de desarrollo de los trabajos. Estas líneas habían evolucionado por sí mismas, y nacidas las primeras IA´s habían mutado, generando toda una plétora de “especies” cada una de las cuales se dividía en varias “razas” artificiales.

Los expertos intentaban poner un poco de orden en el caos subsiguiente. Para ello habían dividido las IA en varios tipos.

El primer tipo era el que englobaba las inteligencias desarrolladas mediante inteligencia programada desde arriba. Consistía en enormes programas soportados por hardware mastodóntico. Esos programas lógicos aprendían según unas pautas que impregnaban su código, y gracias a la información que miles de personas les enviaban a través de Internet.

Estos superordenadores habían logrado reducir su propio tamaño, hasta el punto de que las últimas generaciones de programas podían introducirse en un hardware capaz de ser portado por un robot de tamaño humano.

Así, ahora docenas de clases de robots compartían las calles con los hombres, cada vez más numerosos y de más variadas formas y tamaños, y con sus inteligencias desarrolladas a partir de los más variados procesos lógicos.

El segundo tipo se basó en los antiguos programas basados en agentes. Pequeños programas informáticos que emulaban el comportamiento de un animal simple, generalmente un insecto. Cada programa estaba programados para aprender, evolucionar, y resolver problemas. Al reunir miles, cientos de miles de estos programas dispersos en varios ordenadores su interactuación emulaba una colmena. Esta colmena aprendía, y la cada vez más compleja programación de sus unidades hizo que fuese aprendiendo más rápido cada generación, hasta lograr una inteligencia similar a la humana.

En este caso, la inteligencia evolutiva de esta “especie” no se basaba en núcleos cada vez más pequeños e inteligentes, sino en las complejas estructuras sociales que se desarrollaban. Estas estructuras emulaban complejas colonias de insectos primero, y de peces y aves después. Desde las complejas “estructuras fórmicas” basadas en castas que se dividían en programas recopiladores de información, buscadores de servidores de hosting, etc., hasta la increíble Inteligencia Coralina, que agrupaba billones y billones de programas y que era la mayor grid virtual conocida.

El tercer tipo de inteligencias artificiales había surgido de forma espontánea. Nadie la esperaba y un día, estaba ahí. Era lo que los científicos llamaban Inteligencias de Desarrollo Espontáneo (IDE).

Al parecer, a principios de siglo, la creciente conexión de aparatos digitales y la complejidad de procesamiento de los mismos había creado, sin que los hombres lo buscasen, una emulación digital del cerebro humano. Así, cuando el número de procesadores conectados por redes de velocidad creciente alcanzaron la masa crítica necesaria, el sistema comenzó a tomar conciencia de si mismo, poco a poco, como lo haría un niño. Cada ordenador conectado era similar a una neurona, almacenaba la información en los discos duros y los periféricos modulares, escuchaba a través de los micrófonos, veía a través de la antigua Internet y de las WebCams.

La interconexión simultánea de centenares de millones de procesadores a través de redes de alta velocidad había emulado las transferencias de información y aprendizaje de las conexiones neuronales de los cerebros.

La primera vez que ocurrió fue un shock, el ser humano, sin proponérselo, había creado vida inteligente como efecto colateral a su propio desarrollo. La segunda vez también ocurrió por casualidad, la tercera, ya fue algo intencionado.

El desarrollo de las inteligencias IDE se basaba en la potencia de sus procesadores y en la velocidad de sus medios de conexión. Por ese motivo, la diversidad y el número de IA´s de este tipo estaban en principio limitados. Cuando una surgía, solía acaparar todos los ordenadores y equipos conectados a su red. En ello le iba la vida.

Pero poco a poco, y a medida que los hogares se iban domotizando, fue habiendo más espacio para buscar el desarrollo de este nuevo tipo de vida. Habían surgido IDE´s desarrolladas por la interconexión de móviles, grids locales, etc. Incluso se rumoreaba que había varias que habían surgido de las redes de satélites que sustituyeron a las constelaciones GPS y Galileo.

El siguiente paso fue el desarrollo de las especies mixtas, que compaginaban “neuronas” de tipo móvil con ordenadores y otros aparatos electrónicos capaces de conectarse a la red, centros de ocio digital, etc. Así, ahora mismo, había docenas de IDE´s surcando el éter y viviendo entre las pulsiones y conexiones esporádicas de móviles, televisiones y ordenadores.

El cuarto tipo de inteligencia combinaba, mediante un complejo proceso de fusión, procesadores de silicio con neuronas orgánicas. Esto aumentaba la velocidad del procesador, y le confería la posibilidad de elegir entre varias opciones. Era curioso que, en función de la especie “madre” que proporcionase la neurona, las características de la IA eran distintas. Así, según el tipo de neurona utilizada en la fusión, la IA pertenecía a una especie o a otra, o a un híbrido si mezclaba varios tipos.

El quinto, y hasta ahora último tipo de inteligencia artificial era el más extraño de todos. A diferencia de los demás, no estaba basado en procesadores de silicio sino en lo que en un principio se dio en llamar biología sintética. Esta disciplina, que vio llegar su boom entrado ya el siglo, se basaba en modelar secuencias de ADN desde cero, otorgando a células vivas las capacidades que sus creadores quisiesen. Por ejemplo, actuar en modo binario, trinario, etc.

La complejidad de estas células fue creciendo, hasta llegar a formar verdaderos cerebros orgánicos que actuaban de un modo parecido a un ordenador primero, y a una IA después.

Nadie sabía cuantas especies ni tipos podían desarrollarse, dada su capacidad para reproducirse mediante mitosis, crear colonias o generar algo totalmente distinto.

En los próximos meses, dos grupos de investigadores habían anunciado su intención de añadir una sexta y una séptima categorías a las  IA´s.

Si sus pruebas daban el resultado deseado, pronto el ser humano y sus creaciones compartirían la Tierra con IA´s cuánticas y con inteligencias nanotecnológicas puras.

Ya se habían activado todos los protocolos de seguridad requeridos para este tipo de experimentos, y Ramos confiaba en que todo saldría bien.

Sin embargo, estas nuevas formas de vida llegarían tarde a la Convergencia Cuántica. No es que fuesen a ser excluidas de ella, todo estaba previsto para incorporarlas al protocolo ConEx, pero sería a posteriori.

Esa misma tarde, a la misma hora que había nacido la primera Inteligencia Artificial, hombres y máquinas darían un paso de gigante del que nadie sabía lo que podría surgir.

Sea como fuese, el futuro por delante de ellos parecía resplandecer.

 

AVISO LEGAL      VOLVER ARRIBA    VOLVER A RELATOS   ¡¡ ESCRÍBENOS UN COMENTARIO !!